¿Cómo Agar.io se ha convertido en uno de los mejores juegos para navegadores?

Hasta hace unos años era impensable tener juegos que se pudieran ejecutar desde el navegador web de toda la vida. Claro, si tienes Internet Explorer debes dejar de leer este post y dedicarte a actualizarlo.

En todo caso, a lo que íbamos.

Hoy en día es posible jugar a cualquier cosa (o casi cualquier cosa) desde navegadores como Chrome, Firefox, Edge, Opera, Safari, UC Browser y pare usted de contar.

Todos están optimizados para ejecutar juegos en Flash, JavaScript, HTML5 y todos los lenguajes populares de la web.

De entre ellos, hay un juego que ha logrado catapultarse a la fama tras poco tiempo disponible en la red. Hoy es uno de los icónicos de toda la vida, y si no lo has probado prepárate para una nueva adicción.

Hablamos de Agar.io.

La sencillez como principal trasfondo

Con un trasfondo tan sencillo como que eres un microorganismo (con un color prestablecido) que debe comerse otros microorganismos más pequeños para sobrevivir. Así, como Pacman comiendo otros más pequeños que tú.

Con la única condición de que es un juego multijugador y en tiempo real en el que estarás compitiendo con un sinfín de jugadores, todos buscando la misma cosa: comerse a otros más pequeños.

Además, conforme va creciendo el microorganismo, se va haciendo más lento, y con esto, comienzan los problemas ya que algunos se equipararán entre sí.

La adicción como resultado

Como ves, resulta muy sencillo volverse adicto a la sensación de tener que crecer más y más a costa de organismos más pequeños, y a su vez escaparse más y más de los que quieren comerte a ti.

Una carrera sin fin donde lo único que puede interrumpirte es el tiempo, las ganas de comer o de dormir, o que cierres el navegador por equivocación.

¿Puedo jugarlo gratis?

En la actualidad, la mayoría de los juegos disponibles para navegadores web son gratuitos. Además de ello, están disponibles desde su web oficial, por lo tanto no tendrás problemas de virus ni de nada extraño.

Y, por si fuera poco, en algunos navegadores móviles también está disponible. Te podrás imaginar el tiempo que te tomará comerte una centena de microorganismos, ¿o no?

Y si bien es uno de los juegos con mayor popularidad en tiendas como la Chrome Store, no es el único juego de estas características. De hecho, el abanico es tan grande que hasta hemos hecho una web para recopilarlos todos. ¿Qué te parece?